Revista Ciencia de la Mente

Desde hace casi 90 años, la revista de la Ciencia de la Mente ha inspirado a los lectores a co-crear una vida más feliz, más rica y más satisfactoria mediante el uso de los principios espirituales.

Artículos de la revista Ciencia de la Mente

 

Las semillas de la grandeza - Teniendo mas fe en ti mismo, en tus dones y en tus sueños, por Jeffon Seely

¿Si todos estamos llenos de la esencia del Infinito, por qué la gente elige vivir en la pequeñez? ¿Si el Creador del Universo nos ha hecho de poder, ¿qué hace que algunos duden de su grandeza, de sus sueños y de su poder?

Hace algunos años tuve la oportunidad de visitar los bosques se sequoya (Redwood National Park) en el norte de California. Aventurándome por este bosque fresco y puro, contemplé los altos árboles que se elevan a la luz del sol. Mirando estas creaciones mágicas, pensé en las semillas que cayeron en tierra fértil hace cientos de años produciendo los árboles que estaba viendo. Me trajo a la memoria esta historia.

Imagina que estás viendo un árbol enorme que es más alto que todos los que hay a su alrededor. Sus largas ramas se extienden dando sombra al suelo rico y a la vida vegetal abajo. Las hojas de este árbol son lujosas, reflejando un color verde vibrante que puede verse a millas de distancia. El tronco masivo de este árbol está arraigado firmemente en la tierra, y al verlo más de cerca, ves que incluso su corteza brilla con salud y vitalidad.

Al elevar tu vista hasta la punta de este árbol alto como una torre, descubres una semilla al final de una de sus ramas. Al mirar la semilla te das cuenta que está llena de la misma esencia y energía que el árbol mismo que humildemente se eleva hacia el cielo.

Sientes una ráfaga de viento y ves como la rama con la semilla encima empieza a mecerse lo suficiente para que la semilla caiga en el suelo rico en la base del árbol.

Te acercas a ver la semilla sobre el suelo obscuro y fértil. El sol se filtra perfectamente a través de las ramas, iluminando el área donde cayó la semilla. Cubres ligeramente la semilla con un poco de tierra y continúas tu camino por el bosque, esperando volver dentro de unos meses para ver esta semilla crecer y florecer.

Después de doce meses regresas exactamente al mismo lugar con la expectativa de ver la semilla llena de grandeza, extendiéndose hacia arriba igual que su árbol. Desafortunadamente, nada ha geminado, la semilla permanece en silencio, quieta, yaciendo latente en la tierra fértil.

Aunque esta semilla tenía todo lo que necesitaba para su desarrollo grandioso, nunca creció.

¿Dónde Colocas Tu Fe?
¿Ves las similitudes que tú y yo tenemos con esta semilla? Llegamos a la tierra llenos del Infinito. Sin embargo, al contrario de las semillas de un árbol, no estamos atorados en un lugar, y mientras que nuestros ambientes pueden no siempre ser ricos y abundantes, dentro de todos nosotros existen talentos infinitos, capacidades y grandeza.

Desafortunadamente, como esta semilla que se cayó de su árbol, muchos de nosotros no desarrollamos nuestra propia grandeza, en cambio, ponemos nuestra fe en nuestras limitaciones y defectos aparentes.

Algunos desperdician su tiempo y energía enfocados en sus experiencias negativas, pronosticando oportunidades que fallen, negocios que fracasen, relaciones que se rompan, olvidando que en cualquier momento pueden cambiar su atención y su enfoque. Nunca es demasiado tarde para una fe más grande en el Infinito que radica en nuestro interior.

Todos tenemos fe en algo, así es que te pregunto, ¿dónde colocas tu fe?

Muchos han oído acerca de la fe de una semilla de mostaza. Esta historia bíblica nos recuerda que aunque podemos ser un punto en el universo, estamos llenos del Infinito de donde el universo fue creado. La misma esencia y energía que mantiene los planetas en el espacio te dio el poder a ti de levantarte esa mañana. Es la esencia que hace palpitar tu corazón, que respira tu aliento y que se existe dentro de cada célula y átomo del templo de tu cuerpo.

Viendo a Dios en la Obscuridad y en la Claridad
Elegir vivir una vida espiritual y reconectarse con la verdad de nuestro ser nos ayuda a tener más fe en nosotros mismos, en nuestros dones y en nuestros sueños.

Teniendo más fe en nosotros mismos nos conduce a nuevas acciones, ayudándonos a darnos cuenta que somos los que co-creamos nuestras vidas. Esto se basa en la forma en que usemos nuestra energía interna para dirigir y controlar nuestros pensamientos, elecciones, emociones y acciones.

Al viajar y compartir este mensaje de inspiración y unidad con comunidades espirituales, escuelas y negocios, la gente con frecuencia se me acerca para contarme las muchas razones por las cuales es difícil tener fe en sí mismos. Algunos de mis amigos más cercanos y mis familiares gastan más tiempo hablando acerca de la obscuridad que llena sus vidas que lo que hacen en honor a la luz que siempre brilla.

Durante estas conversaciones me gusta recordarles que la obscuridad y los tiempos difíciles en nuestras vidas son importantes. Si conocemos nuestros pensamientos y donde se encuentra nuestra atención, estos tiempos obscuros pueden ayudarnos a fortalecer la fe que tenemos en nosotros mismos. Estos tiempos obscuros también nos ayudan a crecer y a desarrollarnos.

Esto es evidente la naturaleza. Una semilla primero debe ser sembrada en la obscuridad de la tierra antes de que pueda crecer. Tú y yo pasamos los primeros meses de nuestras vidas en la obscuridad del vientre de nuestras madres antes de que naciéramos a la luz. Aún la Tierra creció de la obscuridad del universo, la misma obscuridad de la cual los planetas llegaron a existir.

Abrazando esta verdad profunda, podemos ver que cuando pasamos por tiempos difíciles debemos recordar que hay luz en nuestro interior. No dejes que los tiempos obscuros te abrumen; deja que los tiempos obscuros te ayuden a crecer.

Dios está en la oscuridad igual que Dios está en la luz radiante. Tu fe no es renuncia. Un simple cambio en tu propia mentalidad puede volver a alinearte en tu viaje hacia tu grandeza. A medida que tu atención y energía empiezan a dirigirse a la Presencia Infinita que existe en todo, empiezas a ver que lo que una vez creiste que eran impedimentos están en realidad en tu vida para ayudarte. Ves posibilidades y oportunidades divinas en lugar de obstáculos y trampas.

Esta corrección del trayecto mental que te mantiene en tu camino interno no es algo que se hace una vez y eso es todo. Mantener tu fe alta, y tus acciones alineadas con lo mejor de ti debe hacerse momento a momento.

Tú eres una semilla divina, llena del Infinito, colocada en esta Tierra por Eso que lo creó todo.

Desarrollando Tu Fe Cada Día
Manteniendo estas verdades espirituales fluyendo en tu espíritu, mente y cuerpo te puede ayudar a desarrollar tu fe. Además de estas verdades, hay otras cosas que te invito a abrazar cada día para crear en ti una fe más grande.

Ejercicios Para Aumentar Tu Fe

• Afirma todos los días que existe sólo Un Poder, Una Presencia fluyendo a través de todo, y que radica en las profundidades de tu ser. Todo es uno, y Dios lo es todo.
• Dedica más tiempo a enfocarte en experiencias positivas que son posibles en tu vida en lugar de situaciones negativas del pasado.
• Sabe que tú eres una semilla del Infinito y puedes florecer en cualquier forma que elijas según decidas usar tu energía para dirigir tus pensamientos, preferencias, emociones y acciones.

Mi deseo es que abraces estas palabras y actúes con gran fe hacia tu grandeza, porque el universo entero ha contribuido a crear tu ser magnífico.

Obrando con esta gran fe, puedes mover montañas pero debes empezar por mover pequeñas piedras hoy. Limpia tu conciencia, elimina eso que antes percibías como dificultades, y esas inútiles ideas negativas que tenías. Al hacerlo vas a ver la Luz Eterna en tu interior.

Como idea del Infinito que eres, ¿cómo vas a florecer? ¿Cómo vas a usar tu propia grandeza?

Ten fe — y vive.

Esta corrección del trayecto mental que te mantiene en tu camino interno no es algo que se hace una vez y eso es todo. Mantener tu fe alta, y tus acciones alineadas con lo mejor de ti debe hacerse momento a momento.

bottom magazines rev

Regístrese para nuestros correos electrónicos positivos: