Revista Ciencia de la Mente

Desde hace casi 90 años, la revista de la Ciencia de la Mente ha inspirado a los lectores a co-crear una vida más feliz, más rica y más satisfactoria mediante el uso de los principios espirituales.

Artículos de la revista Ciencia de la Mente

Esfuérzate por Ser Impecable, por Mitch Horowitz y Julie Mierau - Julio 2017

“Necesitamos tomar el cielo por asalto.” Mitch Horowitz lanza este reto a los líderes y partidarios del Nuevo Pensamiento. Como voz ampliamente reconocida en el Nuevo Pensamiento - y una de las pocas figuras que han penetrado los medios de comunicación convencionales y nacionales como una voz de ideas esotéricas - expresa su preocupación de que corremos el riesgo de quedar maniatados por filósofos de pequeño calibre.”

“Podemos enfocarnos en arreglar nuestro cajón de calcetines,” dice, “o podemos tomar el cielo por asalto.”

Horowitz indica que lo que necesitamos son buenas ideas, no nuevas ideas. Incita con urgencia a los partidarios del Nuevo Pensamiento a desafiar nuestra relación moral con el mundo para determinar si nuestras filosofías penetran hasta el núcleo de esa relación. Más allá de idiosincrasias o justicia social, nuestra relación moral con el mundo debería examinar si el Nuevo Pensamiento nos ayuda a expresar y vivir nuestras más altas aspiraciones, lo cual es el centro de lo que el Nuevo Pensamiento afirma como filosofía espiritual. ¿Se están realizando nuestras aspiraciones? Si no, deberíamos dejar ir esa filosofía.

“Si no estás dispuesto a tomar el cielo por asalto,” dice, “¿entonces por qué preocuparte con ideas religiosas o filosóficas? 

COMENZANDO CON LA VERDAD PERDURABLE

Hoy Horowitz es una voz respetada que apoya y descubre la filosofía del Nuevo Pensamiento a los medios principales de comunicación, incluyendo el Washington Post, el New York Times y los canales de noticias nacionales. Más que simplemente examinar la teoría filosófica, su trabajo examina la pregunta: ¿Funciona? 

Cuando la Tarcher/Penguin, una editorial de la Nueva Era, necesitaba un editor, Horowitz aceptó. En sus 20 años allí, se ha convertido en un historiador ganador del Premio PEN por su libro, “Occult America” (“América Oculta”), uno de los cuatro libros que escribió recientemente mientras trabaja como vice presidente y editor ejecutivo de Tarcher, la división de Penguin Random House dedicada a la literatura metafísica.

Empezó su viaje sumergiéndose profundamente en la lista del editor de libros antiguos (que aún se imprimen) escritos por los visionarios del Nuevo Pensamiento. Al hacerlo, experimentó un resurgimiento de ideas a las que fue atraído desde su niñez.

“Luego tropecé con “La Ciencia de la Mente” de Ernest Holmes,” dice, “y encontré este sentido imborrable de la verdad. Me sentí impulsado a hablar de ella, era tan estimulante intelectual y espiritualmente y ofrecía una nueva perspectiva de la vida, una nueva mirada a crear y co-crear que era causal en vez de sintomática.”

“Eso me pareció inmensamente edificante, la idea de no ajustarte a tu relación con el mundo sino a ver la relación en una forma dramáticamente diferente - comprender el mundo como si el mundo es tú mismo.”

A pesar de sus debilidades, el Nuevo Pensamiento se convirtió en su forma de tomar el cielo por asalto. “Era lanzar el desafío de que podría haber una profundidad de grandeza dentro de nosotros que no hemos comprendido. Encontrar el Nuevo Pensamiento reavivó mi amor por las ideas religiosas.”

La revelación también abrió el camino para que Horowitz empezara a escribir otra vez después de un tiempo, comenzando con un artículo de Barry Zito para la revista de la Ciencia de la Mente en 2003. Y luego conoció a Neville Goddard, que lo inspiró a dar una mirada a las posibilidades radicales de nuestras vidas. Escribió un artículo acerca de Neville, como prefería que se conociera, para la Ciencia de la Mente en 2005.

Firmemente creyendo que lo que podemos hacer a una escala minúscula también lo podemos hacer a gran escala, fijó su atención en su primer libro y logró un contrato de publicación para “Occult America,” que salió en 2009. En 2014 le siguió su libro, “One Simple Idea: How Positive Thinking Reshaped Modern Life (“Una Idea Sencilla: Como el Pensamiento Positivo Modificó la Vida Moderna”) una historia ampliamente aclamada, y análisis del Nuevo Pensamiento. Durante este período expandió su investigación a los medios de comunicación principales. “Hoy escribo con libertad para publicaciones que normalmente no están  abiertas a tópicos metafísicos,” dice. 

Uno podría encontrar a Horowitz discutiendo los movimientos espirituales, místicos y mágicos en America o examinando la pregunta, “¿Funciona? en los programas de televisión del Domingo en CBS “Sunday Morning” o en NBC “Dateline.” También se le podría oír en NPR “All Things Considered,” o leer su comentario en los periódicos The Wall Street Journal, The Washington Post, Político, o The New York Times. Se le puede encontrar también en su columna en Medium.com o en BoingBoing, Time.com, CNN.com, o aquí en su columna de este mes en Guides for Spiritual Living.

LUCHANDO CON LA MORTALIDAD Y LA MORALIDAD

Habiendo publicado recientemente su cuarto libro, “The Miracle of a Definite Chief Aim, (‘El Milagro de un Objetivo Principal Definido’),” Horowitz explica que ahora está “particularmente interesado en cómo se tratan la mortalidad y la decadencia en el Nuevo Pensamiento. Debido a que la mortalidad es infalible,” dice, “debe haber una filosofía de moral y ética verificable — y como la mortalidad es un hecho inevitable de la vida, ¿qué dice eso sobre el alcance de nuestras ideas filosóficas? Aun cuando la mente sea la realidad fundamental, todavía podemos experimentar límites físicos en este plano de realidad.”

Ofrece la gravedad como ejemplo. “La gravedad es una ley física innegable y, como tal, es consistente. Pero es afectada por la masa. Así nuestra forma de experimentar la gravedad en la Tierra es diferente de la que sería en, digamos, la luna o en Júpiter.”

Del mismo modo, con la ley mental de causación, aún podemos experimentar diferencias desde el punto de vista que ocupamos. 

“Necesitamos batallar con esto en el Nuevo Pensamiento,” dice. “Necesitamos abordar la tragedia, la decadencia y los asuntos de fin de vida. Hay problemas de longevidad que debemos confrontar, tales como vivir a través de enfermedades y debilidades anteriormente incurables, al igual que daños sufridos en las guerras o debidos a desastres naturales, o aquellos con los que nacen algunos.”

El advierte, “No te atrevas a venirme con un cliché (frase común). O piensas profundamente acerca de estos asuntos o inclinas la cabeza en silencio.”

“Debemos ser tan desafiantes y comprometidos como nuestros antepasados. Había una excelencia tal en ellos. Eran muy activos en sus propios mundos, y estaban muy conectados con los demás fuera de sus mundos, tal como en las ciencias, la medicina o la política.”

RESTAURANDO EL RIGOR INTELECTUAL

 “Yo creo que corremos el riesgo de reducir el Nuevo Pensamiento a catecismo si no encontramos formas más serias, más firmes de pensar y hablar acerca de nuestros principios,” explica Horowitz. “Cuando las ideas filosóficas se vuelven catecismo, cuando ofrecemos formulismos o formatos como respuestas a preguntas serias, nos volvemos un sistema de creencias endurecidas que ya no buscan la verdad. Cuando comenzamos a recitar, se acaba la búsqueda.”

El nos desafía a responder al mundo desde la profundidad de nuestras vidas, mediante la experimentación personal. Sugiere que nos veamos nosotros mismos como científicos espirituales, experimentando para ver cómo trabajan nuestras creencias. 

“Y debe haber impecabilidad en nuestro enfoque,” dice. “Si no somos capaces de articular nuestras ideas en forma convincente, entonces quizá hemos perdido el camino.”

EDIFICANDO SOBRE EL TRABAJO DE NUESTROS FUNDADORES

Los fundadores del Nuevo Pensamiento siguieron un camino estudiado, profundo. Ellos respaldaron su trabajo con estudio serio e investigación. Horowitz alaba la seriedad de Holmes, la base firme en las escrituras que empleó Neville. Quiere ver el retorno a la valentía de nuestros fundadores, a lo que él llama “la audacia y renovación de las ideas que se vivieron y se experimentaron.”

“Tenemos que ser lo suficientemente valientes para enfrentarnos con la pregunta de si tenemos todas las respuestas a nuestro sistema de pensamiento: ¿Vivimos bajo una super ley mental o bajo múltiples leyes y fuerzas provenientes de una sola mente? Esta clase de investigación es el por qué de la existencia del movimiento del Nuevo Pensamiento.”

El se pregunta dónde están hoy las revelaciones milagrosas como las de nuestros fundadores. “¿No están ocurriendo ya esos milagros? ¿Son mentiras las declaraciones milagrosas originales? ¿Por qué nuestra literatura es menos valiente? ¿Somos menos capaces? ¿O es la gente de hoy es más pequeña?”

Cree que el Nuevo Pensamiento debe ser valiente en lo que proclama como cierto — y comprobar esas proclamaciones. “O se rotundo o cállate,” advierte. “Da ejemplos, testimonios de hechos que han sucedido.”

Nos advierte evitar la exageración. “Cuando todo lo que tienes es la verdad, si degradas esa verdad, entonces no tienes nada.”

 Audacia, valentía y determinación son las cualidades que Horowitz insiste que necesita el Nuevo Pensamiento si vamos a tomar el cielo or asalto.

______________________

MITCH HOROWITZ es un historiador ganador del premio PEN, y es autor de “Occult America,” “One Simple Idea” y “The Miracle of a Definite Chief Aim.” Es contribuidor y columnista de la revista Ciencia de la Mente. El y su esposa tienen dos hijos. Lo puedes encontrar en Twitter, Medium.com o en MitchHorowitz.com.

bottom magazines rev

Regístrese para nuestros correos electrónicos positivos: